domingo, 17 de abril de 2016

Graffiti: Buena gente en Pinta Malasaña


La cita era a las 08:00. Sabía que mucha gente no iba a estar; yo mismo he llegado pasadas las nueve. Miché o Francis me han preguntado, cuando ya me marchaba, si las fotografías que estaba haciendo eran para una entrada del blog. Le he dicho que no. No tenía pensado hacer ninguna entrada del Pinta Malasaña, sólo he ido para saludar y hablar: bla, bla, bla...


Mañana agradable sin duda, el recorrido es, en poco espacio, muy largo; muchas calles, mucho público y mucha gente a la que saludar. Me ha encantado. Había cámaras de televisión y muchos curiosos; ha sido espectacular: fotos, fotos, fotos,... Y he pensado que para qué podían servir las mías.


Los paseantes fotografiando todo, y eso que las obras aún no estaban terminadas, algunas se acababan de empezar, la mayoría ni siquiera se habían esbozado: piezas, piezas, piezas, fotos, más fotos, algún video y aglomeraciones. Al final he pensado, ya al final, cuando me había marchado y estaba en el andén del Metro, que bien podía hacer algo para aquí, para el blog, sin piezas, sin público (aunque algo habrá que sacar), sólo los chicos, sin nombres, quien quiera que lo mencione, ya me lo dirá.


Mañana, si me apetece, si se han portado bien por la noche, porque se anunciaba noche de gris, vete tú a saber si alguna de las piezas sigue ahí, si están, en condicional, las fotografiaré, sin público, sin chicos y sin artistas. Ya veremos mañana, ya veremos... Mientras tanto la mañana espléndida, y la gente maravillosa. No hay nada como estar entre gente maravillosa, entre buena gente.








Por la mañana del día siguiente, fue sobre todo desolación, porque como ya habían previsto algunos, muchas de las piezas estaban pisadas sin ningún sentido. Hubo, eso sí, mucha literatura después, el bla, bla, bla de algunos, la mayoría están acostumbrados a que los pisen, es la ley de la calle, así que recogí algunas de las piezas que habían sobrevivido a la noche, algunas fueron pisadas la noche de este lunes. En fín, os dejos con ellas...










... y, como dice Yipi YipiYeah: Siempre nos quedará Malasaña.


No hay comentarios:

Publicar un comentario