miércoles, 22 de abril de 2015

Paul Almasy. Frank Lloyd Wright, Taliesin West, 1956


Casa Sin Fin es una pequeña galería que está en la calle Doctor Fourquet de Madrid. Siempre que la he visitado tiene una más que interesante exposición de obra gráfica, como ésta sobre Paul Almasy, que titula Frank Lloyd Wright, Taliesin West, 1956.

Hacía tiempo que no visitaba Doctor Fourquet. Cuando lo hacía sólo había dos galerías en el tramo de calle que va de Santa Isabel a Argumosa; una era Casa Sin Fin y la visita solía ser rápida. Hoy no ha sido tan rápida porque el personaje Paul Almasy (1906-2003) merece una mirada más detenida. La exposición consiste en un trabajo sobre la visita a la escuela de arquitectura de Frank Lloyd Wright, Taliesin West, un reportaje que realizó en 1956. Es una pequeña muestra que tiene la virtud de traer fotografías originales junto con los textos y pie de foto mecanografiados, también originales, que el propio Almasy elaboró para presentar su trabajo,

La galería aprovecha para darnos una breve e intensa visión de uno de los pioneros del fotoperiodismo, a la vez que nos acerca al concepto de fotografía que el propio Almasy define entre la fotografía documental y la fotografía en sí misma, -estética o utilitaria, partidario de esta última a la que también denomina fotografía informativa- , a la vez que presenta un breve currículo de este fotógrafo húngaro, desde sus inicios como corresponsal de una agencia de prensa en 1929; contratado por los gobiernos de Suiza y Francia; sus viajes donde -es el primer reportero europeo que cruza el Sahara en automóvil- fotografía media Europa durante la II Guerra Mundial; viaja por Oriente Medio; por la Sudáfrica del apartheid; por América -de Alaska a Tierra del Fuego- en 1962 y por la URSS, este último viaje en 1966.

El trabajo sobre Lloyd Wright, pertenece a una serie de reportajes que inicia en 1955 sobre creadores clave del siglo XX de la talla de Cocteau, Calder, Bretón, Dalí o Giacometti, y consiste en una serie de fotografías que acompaña con un texto que Almasy titula El extraño mundo del Frank Lloyd Wright, Un revolucionario de 89 años, y trata sobre la influencia que éste tuvo en la arquitectura, haciendo hincapié en un hombre que a sus 89 años aún seguía siendo "la vanguardia de la arquitectura norteamericana". Nos ofrece además una visión humana del personaje, de su obra y su influencia para terminar explicando el funcionamiento de la escuela de arquitectura Taliesin West, en Phoenix, en pleno desierto de Arizona.

Es una muestra intensa, -aunque como espectador insaciable me hubiese gustado tener mucho más material a la vista- es además un verdadero lujo poder tener al alcance de los ojos fotografías y documentos originales que nos permiten acercarnos a un personaje de indudable valor, tanto artístico como profesional, de los que siempre se pueden extraer lecciones impagables. En este aspecto, yo me quedo con una frase de Lloyd Wright, que se cita en texto que acompaña el trabajo: "Los gobiernos y las administraciones públicas no tienen nada que ver con las cultura. El arte, la literatura y todo lo que constituye la parte espiritual de una civilización continúan siendo potestad de los creadores, independientes de toda burocracia".


Paul Almasy. Frank Lloyd Wright, Taliensin West, 1956, en Casa Sin Fin, en Doctor Fourquet, 11 de Madrid. hasta el 16 de mayo de 2015, es un proyecto que desarrolla la galería en colaboración con dos coleccionistas franceses y la traductora de los textos, Irene Antón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario