jueves, 9 de abril de 2015

Keith Haynes: Vinilos


Cuando lo que importa -pienso- es el soporte. Hace un tiempo leí una entrevista a Lou Reed en la que comentaba sobre la perfección o fidelidad del sonido, las nuevas tecnologías y la remasterización de algunos de sus discos, y venía a decir que la nuevas técnicas no llegaban a alcanzar la calidad del sonido de un disco de vinilo. Eso yo no lo sé muy bien, aunque creo que es cierto o al menos es lo que me parece al comparar los mismos temas grabados en los distintos formatos. También solía referirse al soporte Julio Cortázar, convencido de que la genuina audición de tangos debía hacerse en los pesados discos de baquelita. Quizá sea que el oído se ha acostumbrado a un ciertos tonos.

Algo parecido debe pensar Keith Haynes a la hora de confeccionar sus obras, retratos que bien pueden ser un homenaje simbólico, como aquellas retratos de sombras recortadas que se pusieron de moda en el romanticismo, a los músicos e iconos de una época en el mismo soporte en el que editaban sus éxitos: el vinilo. La obra de Haynes está hecha sobre discos originales de los autores que representa, discos de 12" (los conocidos LP y los Maxisingle) y de 7" (los single o sencillo), en este caso discos de The Beatles, Blondie y Sex Pistols. (en uno de estos últimos intervenido con cristales de Swarovski.

Las obras forman parte de una exposición colectiva Art Nexus II, (la anterior, Art Nexus I la pude ver en marzo de 2013 en la misma galería y en ella también partició Haynes), está compuesta por obras de otros 5 artistas realmente interesantes: Judy Clark, Gil Carvalho, Andrew Hasler , Rebecca Fontaine-Wolf y una excelente Naomi Doran. La muestra es a su vez un proyecto de intercambio y colaboración con la galería Different de Londres, que pretende ser, como indica en la presentación "un estímulo refrescante para todos", y que en realidad lo es.

 Art Nexus II, en la galería Lucía Mendoza, en la calle Bárbara de Braganza, 10 de Madrid.




No hay comentarios:

Publicar un comentario