sábado, 28 de febrero de 2015

La New Fair 2015

Daniel O'Sullivan
De nuevo en la New Gallery, como el año pasado, aunque sólo sea en sólo 2 días, 25 artistas nos traen una bocanada de aire fresco al mundo del arte y la oportunidad de presentar sus obras con un solo objetivo para la galería dar a conocer nuevos valores, presentar obras en mayoría frescas y llenas de dinamismo, nuevas propuestas desplegadas en el más amplio abanico de la creación: dibujo, pintura, fotografía, escultura, video, instalaciones, en la búsqueda de conceptos y talentos nuevos; en eso consiste la esencia de La New Fair, en la gran apuesta de la galería, en la que cada artista gestiona y valora sus obras frente al público, todo un reto que vuelve a repetirse.

Alberto Marcos Barbado
Este año la música la ha puesto el público que ha tenido la oportunidad de ver obras de verdadera calidad. Repite convocatoria Alberto Marcos Barbado con dibujos de mayor formato que el año pasado en los que representa animales difícilmente imaginables, una gallina con cabeza de cocodrilo, un leopardo con dos colas,... con un trazo elegante y una composición llena de ironía y humor.

Ángel Cañas
Excepcional es la obra de Ángel Cañas, sus esculturas, hechas con restos de neumáticos, juega con las texturas de las cubiertas de bicicletas y ciclomotores creando piezas de corte preciso y gran plasticidad, aunando el concepto del reciclado y el ecologismo con el arte alcanzando una expresividad realmente excepcional con un material, si no inédito, sí tan extraño como inaudito.

María Castellanos
Otra escultura, ésta pasa casi desapercibida a pesar de tener una delicadeza exquisita, es una fuente brotando de la pared, obra de Aarón Sanromán, al igual que la sutil intervención de Amaya Bombín con unas cintas rojas que delimitan los espacios, envuelven y rompen la monótona sucesión de piezas y cuadros que se alinean en las paredes; y, por último un sorprendente espejo interactivo que responde a la imagen reflejada en él, obra de Maria Castellanos, distorsionando mediante burbujas el rostro de quien pretende verse frente a él.

Tomás Justicia
La fotografía tiene varios representantes y cada uno con una técnica y un proyecto diferente. El jienense Tomás Justicia retorma la temática ecológica con una serie de fotografías pequeño tamaño en la que utiliza elementos de plástico para componer paisajes idílicos, quizá un paradigma de la cultura urbana más próxima al materialismo suntuario que a la naturaleza. Martín Blázquez presenta una serie de fotografías de la desolación o el abandono rural, casas de adobe caídas, tejados derrumbados, paredes desnudas, vigas que fluctúan en el espacio próximas a desprenderse.sobre unas jambas sin puertas que sostener. Borja Sandoval trae cuatro retratos de fuerte expresividad y una belleza andrógina tan bella como equívoca. Francisco Javier Ruiz a su vez nos muestra, como si de un juego se tratase, dos imágenes contiguas: el incendio de una parte del bosque y la consecuencia de éste: un borrón que ha tiznado y oscurecido lo que antes era fuego.

Antonio Pérez Río
Continuando en la parte alta de la galería y con la fotografía, cuatro fantásticas fotografías de Paco Díaz de cuatro paisajes urbanos, panorámicas de gran profundidad, Madrid, Londres... por cuyo cielo ha intervenido con pequeñas casas, figuras geométricas como casitas de Monopoly que parecen flotar buscando un lugar donde asentarse. También sobre el paisaje urbano trata las obras de Carlos Asensio interviniendo en el color y en los edificios entre fotomontaje y pintura, buscando paisajes imposibles. Ya en el sótano una serie de fotografías de seis, de Antonio Pérez Río, retratos de africanos de una calidad excepcional que denota un gran oficio como retratista; en su obra presenta a los personajes envueltos en su ambiente natural, con la profundidad y luz que sólo África da a la fotografía.

Jordi Martínez
El valenciano Jordi Martínez internándose en la técnica mixta con intervención del dibujo sobre fotografía aúna denuncia social y política haciendo una crítica ácida y mordaz de lugares reconocibles del paisaje político y cultural en los que ha dibujado e introducido personajes de obras de Goya o fotografías de guerra que al borde de la desesperación y la muerte, No menos intensa es la instalación de Gloria Oyarzabal con fotografías y textos que retoman el anterior tema africano y nos introduce en las dictaduras del África negra con un trabajo minucioso y complejo que en algunos aspectos nos traslada a la época de la descolonización.

Julio Sanromán
Junto a la fotografía es la pintura la técnica más representada, y lo hace de forma brillante. Como si fuese un tránsito entre ambas disciplinas Honás Delgado presenta una obra, en el que conjuga descomposición en píxeles fotográficos y la gama de colores de cada uno de estos píxeles para formar un paisaje. Un formidable retrato de Daniel O'Sullivan de una fuerza y vigor descomunal, obra que he seleccionado para encabezar esta entrada en el blog; y un paisaje, obra también única también como las anteriores, de Julio Sanromán, en la que una montaña es la protagonista poderosa y atrayente. Y en el sótano dos cuadros de Carlos Pérez, de interiores que muestran un ambiente íntimo y personal; y un conjunto de pequeñas piezas de Ana Patiño, en las que representa pantallazos de las cuentas twitter e Instagramde otros artistas como Juan Francisco Casas o Julio Falagán.

Carmen G. Somavilla
De nuevo en el primer piso un tríptico de Carmen G. Somavilla que gira en torno a la vida del estudiante, sus aficiones y su trabajo. Y en gama de grises Sergio Loeda aporta tres piezas sobre animales, el cráneo astado de un ciervo, un escarabajo y dos pájaros. Interesante es proyecto Campos de cultivo de Isabel Sánchez de la Nieta, un conjunto de placas de cultivos clínicos y el resultado transpuesto en acuarela representando la amplia descripción de la palabra cultivar desde prparación de la tierra para el sembrado, al cultivo biológico de ensayo clínico a la culminación en la síntesis urbana, ciudades que germinan, diminutas sobre el papel. Para terminar las obras sobre papel, los collage de Álvaro Escriche, cuatro composiciones sobre un mismo personaje.

María Bisbal
Volviendo al sótano María Bisbal interviene en una instalación de vídeo y pintura que muestra la soledad de los personajes anónimos y aparentemente marginados en ambientes fríos y desangelados junto a la última obra, ésta de Arantxa Bayero, como pieza de abrigo, la única que no puede fotografiar por falta de luz y que prometo traer a esta entrada aunque sea de otro autor.

La muestra ha sido de una intensidad increíble, un trabajo arduo y encomiable el del comisariado de Semíramis González que ha seleccionado las obras y ha sabido encontrar el difícil equilibrio entre las diferentes técnicas y la rica variedad de propuestas de esta New Fair que iguala, e incluso supera, su trabajo de la anterior edición, un esfuerzo gigantesco para una muestra de tan corto recorrido en el tiempo aunque, eso sí, esperemos sirva de trampolín a los artistas en el arduo y tortuoso camino hacia el reconocimiento y el éxito. Enhorabuena a todos.

Aarón Sanromán
Amaya Bombín
Martín Blázquez
Francisco Javier Ruiz
Borja Sandoval
Paco Díaz
Carlos Asensio
Gloria Oyarzabal
Honás Delgado
Carlos Pérez
Ana Riaño
Sergio Loeda
Isabel Sánchez de la Nieta
Álvaro Escriche
Ricardo García, codirector de La New Gallery y Semíramis González comisaria

No hay comentarios:

Publicar un comentario