miércoles, 25 de febrero de 2015

David Heras y Miguel Ezpania: Redivivus


David Heras, Miguel Ezpania, una cerveza, buena compañía y mucho arte: Redivivus es una de esas exposiciones en las que el espectador se siente a gusto por esos ingredientes. Es el mejor aperitivo para una semana loca de arte, pero es, sobre todo, una de esas pocas ocasiones en la que los protagonistas son en exclusiva los artistas y sus obras.

Las obras, en esencia, son frescas y desenfadadas; son series e intervenciones sobre objetos cercanos, todo muy bien estructurado, que nos trae, transforma y eleva objetos cotidianos a la categoría de arte. ¿Es un billete de dólar una obra de arte? ¿Y un teléfono o un ladrillo? Ver un billete de dólar de diez formas diferentes, sí; jugar con la carcasa de un  teléfono, ocultar las huellas de uso y dejar sólo el color que tuvo una conversación, también. Vivificar, revivir, integrar en un nuevo contexto y una nueva formulación al objeto, también lo es arte, porque esa la labor del artista, convertir un objeto vulgar, humilde e inservible en algo permanente.

David Heras me comenta que ha disfrutado mucho haciendo estas obras. Plasmar ideas, una tras otra, es una satisfacción infinita para el artista, y en buena compañía, de la mano en pura simbiosis con Miguel Ezpania, convierte el ejercicio y el resultado en algo más que satisfactorio; además encierra un reto:la muestra que tiene que competir estos días con la feria de las ferias de arte en España y lo hace, tengo la sensación, sin complejos y sin haberlo buscado, en el lugar, en un rincón Matadero Madrid, en el que espero, no pasarán desapercibidos porque son obras divertidas, sarcásticas y rabiosamente actuales, porque han sabido expresar el estado actual de una sociedad acostumbrada al consumo, a la que retratan con sus propias armas y sus excesos.


Redivivus de David Heras y Miguel Ezpania en Matadero Madrid, paseo de la Chopera, 14 de Madrid, hasta el 1 de marzo de 2015.








No hay comentarios:

Publicar un comentario