lunes, 5 de enero de 2015

Laura Ramis: Hula Ground


Una instalación, la intervención en un lugar, debe ser la necesidad que tiene el artista, o la persona con especial sensibilidad, para idear, manipular y confeccionar el entorno que ella cree más adecuado, más bello o simplemente más interesante para rodearse de aquello que ama, que le estimula y que, en definitiva le hace feliz.

En principio parece un juego de niños, y en el fondo lo es. Recordé que una vez le pregunté al pediatra de mi hijo por qué el niño esparcía todos los juguetes a su alrededor, aunque no jugase con ellos. La respuesta fue sencilla: es la conquista del territorio; el niño marca su territorio, su espacio vital esparciendo sus posesiones, indefectiblemente irá, uno a uno, jugando con todos sus juguetes, con unos más que con otros, pero siempre los tendrá a la vista y a su alcance. No sé si éste es el juego al que nos invita Laura Ramis pero bien podría ser el paradigma.

Hula Ground es un juego de palabras que nos transporta al fondo de la propia obra, ésta "consiste en una instalación construida a base de etiquetas adhesivas y objetos de plástico de uso recreativo infantil o doméstico: aros, pelotas y tapones. Los elementos han sido combinados para crear un entramado de líneas que recrea sinuosas formas abstractas a partir del punto, la línea y el color como elementos básicos del lenguaje visual". Así describe la autora su trabajo que identifica con "el atractivo aspecto de los playgrounds infantiles (que) estimula el deseo de interactuar visual y físicamente con el espacio, asociamos la apariencia de ciertas formas y materiales de juego a la experiencia lúdica con los recursos materiales propios de la psicomotricidad de los niños".

Y nada más entrar en la sala la instalación se presenta como una explosión de color, donde los elementos están ordenadamente dispersos, marcando el territorio; y nada más estimulante para el observador que trasladarse de un punto a otro de la sala con el cuidado de no alterar ninguna de las piezas y verlas desde cualquier ángulo, incluso tumbado, desde las perspectiva del adulto a la de la artista -niña- que las ha esparcido y creado. Sobre la pared otra obra, una composición en la que los elementos del suelo se trasladan a un mundo festivo de confeti y a las líneas sinuosas de diferentes materiales perfectamente colocadas sobre el papel: "Podríamos considerar a "Hula Ground" como un  poema objetual de una deslumbrante intensidad".


Hula Ground es una expresión der la propia autora compuesta de hula del juego hula-hoop, de la que provienen algunas de las piezas utilizadas en la intervención, y ground, suelo. La exposición está realizada en colaboración con la galería Adora Calvo de Salamanca, y se puede ver hasta el 17 de enero de 2015 en la Galería Rafael Pérez Hernando, en la calle Orellana, 18 de Madrid.





No hay comentarios:

Publicar un comentario