sábado, 20 de diciembre de 2014

José Luis Serzo: Ensayos para una gran obra


Es como un cuento, como un gran cuento; un mundo para dos en el que los protagonistas te permiten entrar, pero sólo para ver, para mirar y si acaso, imaginar algo diferente a lo que ellos son capaces de crear y te hacen partícipe sólo como espectador. Es el mundo de Blinky Rotred y Maya.

Es un mundo que tiene su inicio en una historia, como si fuese un teatro, tras un telón y un cartel: Apertura; y poco a poco se transforma desde un cajón de embalaje con un discurso encendido de la protagonista; una marcha triunfal bajo el tendido eléctrico y un personaje emplumado que se asemeja a un halcón: pico curvo y mirada asustada puesta en un horizonte incierto, un halcón que no cree en su poder, en el poder de cambiar las cosas: "en estos dibujos contemplamos a padre e hija enfrascados en diversas acciones e historias, mientras pergeñan  modelos para mejorar el mundo".



 Blinky Rotred es el padre real y el padre ficticio, (alter ego del artista, de José Luis Serzo); Maya es su hija (en la ficción y en la vida real). La historia es una de esas historias inventadas para vivirlas juntos, que se desarrollan en torno a un dibujo, a decenas de dibujos, que representan sitios, estados y momentos cómplices que sólo ellos dos comprenden desde su creación (son actores y guionistas de sus historias), aunque no haya diálogos, da igual, la intención se queda ahí, en el título, en esos proyectos que sólo padre e hija han sabido crear, como todos aquellos padres que una vez intentaron ser cómplices y creadores de su  propio cuento (nada nuevo, metáfora de complicidad de una hermosa historia) . No debería decir más, tan sólo vagar por la sala entre instalaciones, dibujos en las paredes, dibujos enmarcados, modelos y aves disecadas y la calavera de cabra sin cuernos, flores pintadas y flores secas entre cajas de madera, embalajes y el silencio necesario para acompañar, si es posible, la fantasía.


Ensayos para una gran obra, de José Luis Serzo, en Museo ABC, en calle Amaniel, 29-31 de Madrid hasta el 1 de marzo de 2015. Entrada gratuita.


La exposición, realmente hermosa y que recomiendo a todo el mundo en especial a los padres, pertenece al ciclo Conexiones que "llevado a cabo por el Museo ABC y la Fundsación Banco Santander y comisariada por Óscar Alonso Molina, donde se invita a artistas que mantienen estrechos vínculos con el dibujo a desarrollar un trabajo específico a partir de dos obras escogidas de entre los fondos de ambas instituciones". Las obras que hacen referencia son un lienzo de Ignacio Pinazo, Ninfas y amorcillos (boceto) de 1887; y una ilustración de SilenoEl árbol Noel de este año de 1935.







No hay comentarios:

Publicar un comentario