viernes, 3 de octubre de 2014

Fernando Maselli y Kaufman: Balance


Me gustaría considerar esta entrada como un divertimento, término con el que se solía etiquetar algunas obras musicales del barroco, composiciones que se hacían para un reducido grupo de instrumentos, obra desenfadada y algo libre en la composición clásica. Y no es que crea que la obra de Maselli y Kaufman no sea seria, sino todo lo contrario, pero tiene una alegría y creatividad que la hace muy atractiva y me transmite más alegría que reflexión.

Balance, que así se titula la exposición que exhibe Espacio Brut Gallery, es una pequeña selección comisariada por Óscar García  García y PAC, que explora espacios y formas del ámbito urbano, la abstracción y la geometría a través de la escultura de Kaufman, pequeñas obras hechas con residuos restos de obra que recuerdan en su ejecución a Francisco Farreras; y por otro lado la fotografía de Maselli se se ocupa de paisajes y espacios urbanos desahitados: el edificio a medio terminar, estructuras arquitectónicas, encofrados desnudos, escaleras sin revestir o paredes sin enyesar. Entre ambos crean nuevos planos que quiebran el espacio y juegan con los grises del cemento aportando nuevas estructuras y composiciones geometrías de colores puros, en conjunto, como dice el catálogo, recuerdan a Mondrián, aunque a mí me sugieren aún más a las geometrías de Kandinsky sólo que con una concepción más acorde con el desvarío urbanístico que vivimos..

Según prologa Óscar García, las obras traen a la mente las formas que se pueden crearse con el Tangram, en esta ocasión "mediante pedazos de enconfrados recogidos en las anteriores escenografías" y las sesiones de fotografía en las obras abandonadas. Esta pequeña selección de piezas, fotografías y esculturas, es este divertimento que tanto me ha atraído y que os invito a ver en una sala que merece una visita, si estáis por Chueca, y a la que volveré, seguro, en nuevas muestras.


Balance de Kaufman  y Fernando Maselli, en espacioBrut Gallery, en la calle Pelayo, 68 de Madrid, hasta el 15 de octubre de 2014.

1 comentario:

  1. Gracias Paco por el comentario y por la visita. Merece la pena venir a ver esta exposición. Serás bien recibido cuando vuelvas.
    Braulio R.

    ResponderEliminar