miércoles, 8 de octubre de 2014

Cristina Ortiz: Aspiraciones


"En la muestra "Aspiraciones" a través de figuras y trozos de texto intento propiciar una nueva experiencia que permita abrir un diálogo entre la obra y el espectador". Así comienza la tarjeta de presentación de la exposición Aspiraciones, en palabras de Cristina Ortiz; "No es una crítica, me confiesa, sino una reflexión".

La exposición, en la Galería Orfila, se inicia con un grupo de abstracciones que hacen llegar a la artista a esa reflexión sobre las apariencias que nuestra sociedad, competitiva y plagada de estereotipos, nos obliga a adoptar ante ciertas circunstancias. Para ello se sirve de siluetas de personajes que adoptan posturas que les confieren cierta seguridad en un momento dado, en una situación aparentemente cotidiana, como puede ser una entrevista de trabajo, como argumento para conseguir un objetivo o el vehículo para demostrar precisamente "lo que se espera de ellos", de unos jóvenes, o quizá no tan jóvenes, en una sociedad excesivamente competitiva.

Siluetas de mujeres estilizadas, posturas inconformistas, modelos a seguir según los estereotipos publicitarios: calzado, ropa, complementos y un vocabulario adecuado que en ocasiones se ciñe a textos inconexos "cortados al azar" que buscan la integración en la élite a la que se aspira alcanzar: be, acces, ansia, Take a look... todo ello con un trasfondo de lujo y sofisticación  ¿Qué hay de realidad, qué de ficción? ¿Somos realmente así o sólo es lo que queremos transmitir? "Son poses estudiadas, repetidas, un tanto estereotipadas y de pasarela", añade.

Con la inclusión de estos textos, Ortiz busca equilibrar el conjunto y la composición de sus obras: "no pretenden tener una lectura lineal sino crear un conjunto visual que matice y condiciones el efecto global de la imagen", y aunque califica de caprichosos los textos, lo cierto es que son el vehículo perfecto para integrar la imagen en el contexto que pretende; sin ellas quizá no se entienda el componente social, el pretendido diálogo entre espectador y obra, aunque sólo persiga llegar al "equilibrio, y a la armonía del collage", también queda en ellas un regusto de crítica al postureo tan actual y tan de moda que ofrecen algunos personajes absolutamente vacíos de contenido.

Y la breve introducción que hace el catálogo quizá se deba a la intención de no querer influir en el espectador, sino que sea la propia intuición de éste quien provoque la reflexión frente a la obra y sepa desvincularse de patrones y modelos prediseñados, difíciles de separar entre la realidad y la ficción; un reto atractivo y, en ocasiones, cruel al desentrañar y cuestionar unos patrones muchas veces vacíos de valores y contenidos. Una acertada propuesta y un trabajo excelente el de Cristina Ortiz.

Aspiracioness, de Cristina Ortiz, en Galería Orfila, en calle Orfila, 3 de Madrid, hasta el 18 de octubre de 2014


No hay comentarios:

Publicar un comentario