jueves, 15 de mayo de 2014

Rafa Fernández: Tokyo / Nueva York


Le pregunté a Rafa Fernández qué quería transmitir en las dos series de fotografías enfrentadas como en un diálogo de culturas, y quizás no debí hacerlo porque la tarea del espectador es descubrir la intención del artista. Las fotografías de cada ciudad están cada una en paredes opuestas, dos grandes urbes frente a frente, no como un combate de boxeo, sino como el enfrentamiento de dos formas diferentes de vida, la occidental y la oriental, ambas en su máxima expresión dentro de la vorágine capitalista, la americana como la carrera desbocada del consumo; la japonesa inmersa en la tradición; y en ambas, creo descubrir, con un mismo argumento, lo urbano y el individuo, único y solitario.

Hay varias imágenes, en apariencia diferentes, que van en ese sentido, dos personas leyendo el periódico, una en la calle se le ve a través de un escaparate, junto a su gato y frente a una silla vacía; la otra en el interior de un bar, un hombre ojea un periódico deportivo con caracteres orientales. Cualquiera de las dos puede estar en una u otra ciudad. Me responde mientras vemos una de las fotografías:  "Estados Unidos es un mundo abierto, lleno de gente, donde siempre encuentras un personaje irrumpiendo en el paisaje; sin embargo Japón es una sociedad de un fuerte contraste, o hay mucha gente o no hay nadie". Parece un aparente juego de vidas y personajes paralelos en dos ciudades paralelas.

Lo atractivo de la obra de Rafa Fernández es que hay fotografías que tienen emociones, en parte porque esa es la labor del artista, en su caso, él mismo hace el positivado, te invita a contemplar las obras de forma más plena, porque es él quien lleva a cabo todo el proceso, es él quien capta, guarda, revela y manipula la imagen.

Y entre todas me quedo con una favorita, un grupo de tres jóvenes japonesas vestidas con quimono y ajenas a la escena que capta el artista. Están atentas a lo que puede pasar a su derecha, deslumbradas por el sol, o esperando a alguien; detrás de ellas un cable que cruza el espacio lejos, sobre sus cabezas, y a sus pies tres escalones que parecen bajar a la calle, a una acera por donde llegará el personaje esperado o donde continuará el suceso que contemplan, y es que hay tantas posibilidades abiertas en esa pequeña instantánea que es difícil explicar su atracción.

El viaje en metro, el lujo, la calle, el posado con tatuajes, la fuerza de un guardaespaldas o la delicadeza de una ciclista bajo su paraguas. Son imágenes que conforman en conjunto una unidad, el concepto urbano más extremo a través de personajes únicos, "en busca de un estilo personal" me dice. Captar la esencia del momento y plasmar esas emociones como un moderno impresionista, salir a la calle y buscar la luz natural, el sol que deslumbra, los neones que se reflejan en los automóviles, los claroscuros y las sombras entre edificios, el abigarrado mundo del consumo frente a un puesto de comida ambulante, un taller mecánico,... en definitiva, lo cotidiano, la gran ciudad magníficamente capturado a través de sus personajes.


Tokyo / Nueva York de Rafa Fernández Álvarez, en la galería EspacioFoto, en la calle Viriato, 53 de Madrid, hasta el 30 de mayo de 2014.

2 comentarios:

  1. Magnífico artículo, Paco. Enhorabuena por el blog. Fue un placer charlar contigo en la inauguración. Saludos desde Asturias.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Eva por tus palabras, desde luego fue un placer conocerte y charlar contig, espero volver a verte por Madrid, y si es posible por Asturias.

    ResponderEliminar