miércoles, 12 de marzo de 2014

Ruth Gómez: Spray


Spray, de Ruth Gómez, según leo en la nota de prensa, parte de los muros de París, "la animación Spray es un graffiti que se dibuja gradualmente a través de la simulación de un videojuego. Originalmente diseñada para proyectarse en la fachada de un edificio de la Puerta del Sol de Madrid". Me sorprende, agradablemente, la intención de integrar en este videomontaje, aún más si cabe, el cotidiano influjo del graffiti, la viva expresión del arte más popular, en la plaza más emblemática de Madrid, aunque sólo sea de forma virtual. Pero este lenguaje vas más allá y quizá, de forma intencionada o de forma subconsciente, porque la mención, los nombres: el bombardeo y el caos, están muy presentes en el lenguaje del graffiti.

"Spray pone en escena un caos controlado de pequeñas perturbaciones humana". Las perturbaciones, el caos, las producen la cantidad abusiva de tags, etiquetas, nombres o pequeñas piezas diseminadas en el muro: un ojo, un pato, un pulpo, con el único propósito de llenar el muro. El caos, en la obra de Ruth Gómez, se ejecuta en un muro virtual sobre el que la artista va incrustando obras propias: una cebra, un oso,un pulpo, una rana y unos retratos, bajo el constante y monocorde bombardeo de un videojuego, el bombardeo del rotulador y del spray sin control: "El muro animado genera un contenedor de imágenes donde muchas tramas encajan entre ellas implicando a nuestros estados de ánimo".

Nada más confuso que decir graffiti y también nada más confuso que el caos que provoca. Tuve una pequeña confusión Andrés y yo al pronunciar taggear, taggeo, de tag, "tagueo, de tag" insistía él sobre el machacón sonido del "Space Invader"; yo insistía en "tag-gueo" pronunciando dos sílabas, parecía ponunciar taqueo. "La pieza verde la he visto antes" me dice Andrés. La confusión es enorme, cree reconocer una pieza de Curruncho Tentáculos. Le digo que son piezas y tags de París, "los flecheros sí son españoles" le indico. Me mira incrédulo o sorprendido, "ya sabes el arte va y viene, se nutre de muchas fuentes. Son los flujos migratorios del arte".


La nota de prensa escrita por Richard Neyroud no invita, como colofón, a jugar, unos lo hacen con las imágenes, otros con las palabras, otros con la mirada. A mí me gusta la obra y me gusta el reto.

Spray de Ruth Gómez, en La New Gallery, en calle Carranza, 6 de Madrid, hasta el 29 de marzo de 2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario