viernes, 28 de febrero de 2014

Armelle Stéphant: Raíces y redes


Estuve hace unos días en la inauguración de la exposición Raíces y redes, de Armelle Stéphant en la Galería Orfila. El encuentro fue muy singular, toda vez que la autora había fallecido el pasado mes de diciembre. Es una sensación extraña encontrarte con que la muestra que vas a ver, programada desde hace tiempo, sigue adelante a pesar de que la protagonista principal y única, ya no está.

La primera visión de la exposición fue la ausencia de la artista con quien no pude comentar su trabajo y la técnica que utiliza. en sus obras, a base de tejido, tramas sobre el bastidor exentas de tela que en ocasiones parecen inconclusas, aunque en realidad, al observarlas se percibe una progresión de obra en obra, como si se hubiesen congelado los pasos, y se avanzara uno a uno en la creación de la red, hasta completarla en una secuencia de 4 piezas. Utiliza arpillera, tela, hilo, lana que mezcla con acrílico hasta conseguir un entramado denso y negro que en ocasiones pinta de blanco, como si tiñese la superficie con ceniza o dándole un toque sutil de colores vivos que resaltan extraordinariamente del conjunto.

Los nombres de las obras son elocuentes: Redes, Maraña, Cruces, pero lo más revelador es la constante evolución de la obra, seis piezas aparentemente iguales, como si la artista hubiese estado investigando con el color y la textura, dejando entre las piezas una parte del material simulando formas inconclusas: un rostro, una mano, un nido, un guante, y lo más sugerente, la escasa presencia de colores que recuerden vida más allá de la obra. Es la premonición de un desenlace fatal, un luto temprano que evoca un silencio sobrecogedor, roto sólo por una serie blanca, como la vuelta a la vida.

El triunfo de la finitud, comentamos, la acotación del tiempo: alfa y omega. Oigo hablar a dos personas sobre la autora. Hay dos retratos suyos. Uno de ellos es como un juego de abstracción: la red en la que ha sido atrapada al principio de la muestra para luego desaparecer y ausentarse hasta el final en el en que, en otro pequeño retrato, parece despedirse dejando entre raíces y redes, la mortaja de la última obra.

Raíces y redes, de Amelle Stéphant, en Galería Orfila, en calle Orfila, 3 de Madrid, hasta el 12 de marzo de 014.

No hay comentarios:

Publicar un comentario