domingo, 10 de noviembre de 2013

Lalitera 10: Abierto por reformas


Apuestan por lo que saben hacer y abren el camino con "Reformas y piropos". Una sala pequeña que hace de taller y galería, "un nuevo espacio artístico multidisciplinar". Sobre la mesa unos vasos de plástico con un par de tragos de vino tinto y colgadas de las paredes las obras. Son artistas, comisarios, galeristas y obreros.

Miran orgullosos el resultado del primer esfuerzo de la reforma: las paredes blancas, los destrozos del suelo reparados, las obras ordenadas (echo en falta un sofá ocre o rojizo, que ahora no recuerdo) -Yo empezaba a odiarlo, me dice en voz baja uno de ellos. Querer ser como alguien sería un error. -Sí, sí, -sonríen-, poneros ahí para una foto. -Mejor delante de las obras, sugieren. No sé si hay música pero no la echo en falta. En la puerta un cartel avisa: fuma lo que quieras pero respeta el silencio de los vecinos. Poco a poco la sala se va llenando.

Lalitera 10 son cuatro artistas y la primera exposición colectiva está centrada en las piezas creadas a partir de los restos de reforma del local "a medio camino entre la escultura, instalación y pintura extendida" que quieren provocar la reflexión del término reforma "mediante diferentes formas de hacer, materiales, iconografía y lenguajes plásticos".

"Escombros, cascotes, herramientas y materiales de construcción con los que se convivió durante la reforma del lugar, son ahora intervenidos y utilizados como materia prima/soporte de creación para esta muestra". Han  realizado 32 obras de diferente formato y textura. Han escrito a lápiz un texto con el autor y el nombre de la obra; luego, íntegra, el acta de fundación.

Dos días antes el cemento del suelo aún estaba fresco y me comentaban (sentados en el sofá ocre o rojizo) los proyectos, las sensaciones, los precios, hablamos de las galerías del entorno, del barrio, de otros artistas. Me encanta la frescura con que se expresan, y la valentía, saben lo que tienen, lo que son y creen en ello, si les preguntas te explican la obra, como no, una obra comprometida y con fuerte carga social: los desechos, los restos del derrumbe con los que les toca lidiar, la reforma inevitable pero cuestionable e inconformista, que no todo es una fiesta oiga, ni charanga y pandereta... Los visitantes elevan el murmullo en la sala, al menos en la calle la noche se deja querer, lían cigarrillos con el gesto pausado de quien ha hecho un buen trabajo, sobre los tejados una luna pequeña se va elevando por el sur. Yo ya tengo elegida una obra. Disparo una foto y apuro el último vaso.


Lalitera 10 son Juan Sánchez Porta, Andrea Alonso (Magie), Álvaro F. García y Guillermo Enfermo, han abierto con Reformas y piropos, en la calle Sobrerería, 10, en el corazón de Lavapiés, hasta el 17 de noviembre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario