jueves, 10 de octubre de 2013

Vitruvio en la Biblioteca de la E.T.S de Arquitectura de Madrid

"El descubrimiento, en 1414, de una copia manuscrita del libro "De Architectura" de Vitruvio, despertó un gran interés dentro del mundo de la arquitectura y del humanismo siendo el germen de toda una serie de tratados que vieron la luz durante el Renacimiento".

Así comienza la exposición que la Biblioteca de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid dedica al arquitecto romano Marco Vitruvio Polion. La muestra sorprenden por su sencillez, escasamente dos vitrinas en las que se muestran los ejemplares, traducciones y un recorrido histórico de la obra y los ejemplares en poder de esa biblioteca. No destaca la muestra precisamente por la difusión que se le da fuera de la Universidad Politécnica de Madrid, que en este caso es mínima, sino por la del protagonista: un libro, por otro lado, algo normal tratándose de una muestra a iniciativa de la biblioteca.

La muestra está en la línea en las que suelen haber en la Biblioteca Nacional en la que se muestra el libro abierto, generalmente por la portada, en la que aparecen el título, autor, editorial y año de la edición, solo que en este caso hay una pequeña historia sobre la edición de cada ejemplar, lo que ayuda a entender las peculiaridades de cada edición. Por ejemplo la obra fue traducida y editada por primera vez al italiano en 1521 por Cesare Cesariano, como los correctores alteraron el texto sin consultar al traductor éste protestó con tanta energía que fue encarcelado y le fueron robados los manuscritos y los dibujos de la obra, aunque en 1529 se resolviera el pleito a su favor. Estas pequeñas anécdotas son las que realmente dan interés de la muestra a los profanos.

"La obra está estructurada en 10 libros, expone todos los conocimientos de su época sobre la teoría y la práctica arquitectónica, entendiendo por tal no solo el arte de construir edificios, a los que dedica los siete primeros libros, sino también a las obras públicas y los diseños de máquinas para la construcción de edificios". La primera traducción al castellano fue obra del arquitecto Miguel de Urrea, en 1582, imprimió en Alcalá de Henares, aunque tosca y con grabados muy esquemáticos.

La importancia de la obra de Vitruvio está en que éste arquitecto, que vivió en la época de Augusto, "compuso su obra como un compendio de todos los saberes arquitectónicos de su tiempo, siendo ésta la línea seguida por los principales tratadistas del Renacimiento. Arquitectos como Alberti, Serlio, Vignola o Palladio, tuvieron muy en cuenta este tratado ya que era el único texto conservado que recogía todo el saber arquitectónico de la Antigüedad, modelo de inspiración para el Renacimiento. En primer momento la obra fue estudiada fundamentalmente por filólogos que intentaron hacerla inteligible, dado lo complicado del texto, pero pronto se sucedieron otras versiones más personalizadas e ilustradas.
Hacia 1486 Fra Giovanni Sulpicio da Veroli publicó la primera impresión de la obra sin traducir, todavía en latín vulgar. La siguiente la realizó Fra Giovanni Giocondo y en 1521 Cesare Cesariano presenta la primera traducción en italiano. A estas ediciones sucedieron otras ya traducidas al idioma de país impresor".

Quizás no aprendamos nada sobre arquitectura y siempre nos quedaremos con las ganas de tener una de estas hermosísimas ediciones en nuestras manos, y lo más seguro es que casi nadie se desplace hasta esa biblioteca para ver esta minuciosa muestra, pero siempre es de agradecer el interés que tienen algunas personas en las instituciones para mantener "vivo el espíritu del saber" y mostrarnos riquezas que de otro modo estarían encerradas entre cuatro paredes sólo accesibles a eruditos y estudiosos.


Información completa de la muestra en: http://www.aq.upm.es/biblioteca/biblioteca_digital/vitruvio.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario