sábado, 19 de octubre de 2013

Lenguaje Codificado: Simbolismo y grafismo en África Ritual

África. No es un grito, es el título de un libro que tengo y comienza así: "La historia de África no ha atraído aún, salvo en raras ocasiones, a los historiadores. La razón es que la documentación escrita, materia prima y base de la técnica historiográfica, es prácticamente inexistente en lo que se refiere al periodo que ha precedido a la llegada de los europeos" y apunta en una nota "cuando decimos África nos referimos, de ahora en adelante, a la parte del continente africano situado al sur del Sahara".

Parece que hablar de escritura en África es hablar de un imposible, de una entelequia. Hace una semana la Edith Mbella Gallery ha inaugurado la exposición Lenguaje codificado. Simbolismo y grafismo en África Ritual. Le pregunté a Edith si las telas y los paños estampados son dibujos o es escritura. "Escritura, sin duda, muchos pueblos africanos no conocían la escritura y se expresaban mediante estos signos. Los signos representan el entorno en que viven: la caza, los hijos, el rebaño, la familia. Son las pinturas rupestres de Europa." Las telas son una pequeña maravilla y hay, sobre un radiador, unas fotocopias que explican el entramado que se utilizan. Son de una delicadeza sublime, colores ocres todas ellas, unas enrolladas, amontonadas con mucho orden en un banco junto a la pared, otras que están colgadas se antojan alfombras, mantas, abrigos o túnicas de colores suaves que permitirán resaltar la piel negra y los tocados de colores vivos.

Y en el escaparate, unas tablas con la forma humana tienen escritura árabe. "Son las que utilizan  los niños para escribir en la escuela", me dice, son las pizarras infantiles "el niño escribe en ellas, utiliza carbón para poder borrarlas y volverlas a utilizar". Todo, prácticamente todo lo expuesto no tiene autor, es del común, unas para uso personal y otras para la comunidad, como las pizarras de madera. Sólo una fotografía, la fotografía de un niño abrazado a una de esas tablas con escritura árabe, es la única obra que está firmada, "Djenne" de Carlos Duarte.

Entre las telas hay varias máscaras rituales y alguna figura. También hay una escalera, es el tronco completo de un árbol, y una hermosa cabeza de toro que según mi vecino ocasional "es la magnífica síntesis del saber de toda una cultura". Hay dos figuras negras, son parte de ambas cimeras que representan un antílope cada una, aunque ninguna es de ébano. "Los pueblos africanos no hacen figuras de maderas con fines religiosos, creen que al cortar el árbol el espíritu que habita en él se seca y muere". Edith explica que son animistas, viven en armonía con la naturaleza; para ellos los seres vivos tienen alma, los animales, las plantas, el agua, todo cuanto les rodea, y sus rituales son el agradecimiento a la naturaleza de la que forman parte, "las figuras, no son sagradas, son de maderas blandas o semiblandas", concluye, el ébano, como cualquier madera, no tiene alma, sólo tiene valor en la cultura occidental.


La sala fue llenándose de personas y un murmullo cada vez más envolvente hacía que las explicaciones fuesen cada vez más difíciles de seguir. Se sucedían los saludos en ese ritual iniciatico que es la inauguración. Ya sólo quedaba despedirse discretamente, y pensé que para cerrar esta entrada tomar prestada una frase de mis amigos Joan y Ángeles, de Casa África, que concluye "no es nada sencillo hablar de África".

Lenguaje Codificado: Simbolismo y grafismo en África Ritual, en Edith Mbella Gallery, en Marqués de Cubas, 8 de Madrid.
Para saber más de la galería en http://www.edithmbella.com/index.php?lang=es&q=exhibitions

No hay comentarios:

Publicar un comentario