domingo, 19 de mayo de 2013

Fotografías: Espacio Foto

Visitar una sala de exposiciones muchas veces es un impulso irrefrenable, y si te encuentras con la persona adecuada en la sala se convierte en un ejercicio delicioso.

"Cartier-Bresson o Álvarez Bravo, que lo fui a ver el sábado, me dijo, tenían una cámara primitiva. No es cuestión de cámara". "Desde luego!" le contesté totalmente convencido. "Ahora, con las cámaras actuales, continuó,  el retoque, no sé todas las técnicas que existen, es como si todo el mundo supiese hacer una buena fotografía". Yo estaba de acuerdo con Diego "la técnica se aprende, incluso puedes aprender a hacer buenas fotografías, los encuadres, pero la intuición, el momento, eso no se enseña. Ahora puedes disparar tic-tac, tic-tac, y hacer 100, 200 fotografías, porque las borras si no salen bien y ya está". Mucha gente habla de democratización de la fotografía, pero se está convirtiendo en la vanalización de la fotografía. "Hombre, me dice, no es lo mismo una galería de pintura que una de fotografía. Un cuadro es una obra única y aunque hagas una copia ya no es igual al original. Eso lo encarece". Por esa razón no es lo mismo una fotografía que un óleo o un acuarela. De ahí la mayor versatilidad que tiene una fotografía, pensé. Seguimos conversando de pie frente a un expositor de donde sobresalía la fotografía de un joven negro impresionante; a su lado había otra en tonos rojizos, "ésta fue portada de El País. Tuvimos suerte" añadió. Estábamos de acuerdo en muchas cosas, en los derechos de los artistas, el valor de una obra o en que el arte es para enseñarlo y vivirlo, no vale tenerlo encerrado en una habitación o guardado en una cómoda, sino no tiene sentido.

Me estuvo enseñando lo formatos de las fotografías en papel y metacrilato, luego planchas de metal y cristal, "hay artistas que se están dedicando a recuperar técnicas antiguas de revelado. Muy interesantes". Al coger una de aquellas fotografías plasmadas en placas, de una delicadeza sublime, tuve la misma sensación que cuando cogí por primera vez un original de Dalí, sensación de exclusividad que sólo se siente con una pieza única, mientras, él continuaba hablando y lo hacía con tal entusiasmo que te transmitía la certeza de que la fotografía es un verdadero arte.

Desde el pequeño expositor de placas que me recordaban los daguerrotipos, me fue explicando los artistas que ahora estaban en exposición.

"Ahora  tenemos dos autores", me dijo invitándome a seguirle, uno es Sofía Santaclara con "Cuarto de maravillas", una serie de imágenes en blanco y negro de objetos "de vestigios de lo que alguna vez estuvo vivo, de huesos humanos o de animales, de insectos, de fósiles o de objetos maravillosos de diversa procedencia y poética indudable". "Mi trabajo tiene un fuerte componente experimental, y muchas veces mis obras no finalizan en la propia fotografía y aspiran a la trimensionalidad. Creo entonces objetos que abandonan lo plano, cajas, libros... buscando siempre el enriquecedor diálogo entre los distintos sentidos".

Y "Boxed Town" de José Cavana, arquitecto y fotógrafo autodidacta. Es una colección de fotografías de playa y casetas "una serie de construcciones desprovistas de presencia humana, lugares desnudos de vida a modo de un escenario artificial creado con el propósito de mostrar un escenario límite, un incierto horizonte entre lo real y lo onírico", dice en la página de la galería.

Cuando me fui de la sala lo hice con la satisfacción de haber descubierto algo nuevo y realmente interesante.

Espacio Foto está en la calle Viriato, 53 de Madrid.
Para más información en su página de Facebook https://www.facebook.com/espaciofoto

No hay comentarios:

Publicar un comentario