martes, 23 de abril de 2013

We Smoke?



Fumar acorta la vida. Eso dice en una cajetilla, vamos, está escrito en una cajetilla que he visto tirada en la calle, además causa adicción. Santi, José y Mario fuman. Lo ponen en su Factbook: “We Smoke”. 

Yo no smoke. Vamos, yo smokaba pero perdí un oído, o sea, que me lo quitó el cirujano, y me dijo:

-  Si tú sigues smoking te quitaré el otro

Dejé de fumar, vamos, de smoke. Engordé por no fumar, me lo comía todo y me subió la tensión, el azúcar y las transaminasas. 
Tienes el pácreas vago -me dijo el médico; luego añadió- Tú ya ne smoke pas. Se acabó.
 - Oui, yes, -contesté- Devuélvame mi oído
-  ¡He dicho que se acabó! -gruñó el médico con tono de mala leche y medio enfadado. 

Lo dejé, el tabaco claro, y él se quedó con mi oído. Ahora paseo, hago fotos y sólo oigo la mitad de las cosas. Sí, sí, el smoke es muy malo, así que ya no pienso en fumar más pas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario