martes, 30 de abril de 2013

Hereros. Pastores Ancestrales de Angola


Hay pocas cosas que ya puedan sorprenderme, y una ha sido la exposición Hereros. Pastores Ancestrales de Angola en Conde Duque. Tiene una belleza tal que sobrecoje nada más adentrarte en la sala. Estaba avisado de que no podía hacer fotografías de las fotografías, aunque sí podía hacer panorámicas de la muestra, pero era difícil contenerse y decidirse por una u otra imagen, porque todas ellas traspasan en belleza y humanidad todo lo traspasable y humano que una imagen puede contener. Todas son del fotografo brasileño Sérgio Guerra que te mete directamente en el corazón del poblado, en su forma de entender la vida, el tiempo y de ver el mundo: "Mirada tan natural como la realidad de esta fotografía sin retoque, que no dice nada más que lo que dice: he aquí un pueblo con cuerpo y con alma, libre y bello como esculturas talladas en barro rojo, de mirada profunda..."

Pero si las fotografías son excepcionales, la historia que relata está cargada de humanidad pura y serena "que posee el propio hecho de sumergirse en la vida de estos hombres, mujeres y niños de pecho, amamantados a fuerza de afecto materno y del esfuerzo de ayudarles a hacerse adultos". Un pueblo que vive , trabaja, se relaciona, ama y lucha día a día en la naturaleza plena. La exposición está dividida en varios apartados que narran la vida de estas gentes y su entorno:

El ganado: "Nosotros nos dedicamos mucho al ganado. Es nuestro dinero. Es el dinero de nuestros antepasados. Hasta hoy no sabemos qué significa el dinero de los 'modernos'. No sabemos la importancia de ese dinero. Nosotros sabemos la importancia del ganado. El ganado es lo que tiene valor".  La higiene: "Desde pequeña hasta hoy nunca me he bañado en agua. Me froto esa parte con las manos hasta que la suciedad se va. Entonces preparo pintura roja y vuelvo a colocarla. Así me siento bien". La iniciación sexual: "El joven es iniciado sexualmente por una mujer mayor".  El casamiento: "El padre va a la aldea del primo a pedir una niña pequeña para su hijo. El padre de la niña mata un cordero y pasan el día comiendo. ... Si la mujer dice que no quiere casarse, no es culpa del muchacho, ambos eran pequeños cuando se celebró la boda". La poligamia: "La segunda esposa vino a contarme que nuestro marido había traído a la tercera mujer. Ella, la segunda esposa, estaba celosa y me preguntó cómo me sentía. Entonces le dije que tuviera paciencia, porque lo mismo me ocurrió a mí cuando llegó ella". El día a día de las mujeres: "En cuanto me despierto voy al corral y ordeño la leche. Después pongo la olla al fuego y hago el funge. Si no tengo harina, muelo el maiz con la piedra y lo preparo". Los ritos: "Se puede hacer la circuncisión a los siete meses de nacer, al año o a los 12 años o más, pero tiene que ser antes de los 18".

Esta es una pequeña muestra de la historia contada en fotografías excepcionales de tamaño natural  y un video que muestra a los personajes, su lucha por la vida desde el nacimiento y sus reivindicaciones: "No tenemos agua".

Lo que está al inicio en la exposición yo lo pongo al final: "Escuchamos a nuestros antepasados, los más viejos que ya se fueron. Para nosotros escuchar es muy importante. Es muy diferente de saber escribir, porque la letra en el papel no se borra, pero la palabra que se escucha, después se olvida".

Hasta el 12 de Mayo en Centro Cultural Conde Duque, en la calle Conde Duque de Madrid

2 comentarios:

  1. Preciosa exposición !! Si me dieran a escoger .. me quedaria con la última fotografia (blanco y negro).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buena elección, pero eran tantas y tan buenas que es muy difícil elegir, todas transmiten paz y armonía algo totalmente inusual.

      Eliminar